Noticias

Mensaje de cierre de mandato del Hermano Mayor

// Autor: Hermano Mayor

Es una gran satisfacción dirigirme a todos vosotros cofrades y amigos después de haber cumplido la misión de seis años al frente de nuestra Cofradía y finalizar así mi mandato al frente de la misma que concluirá el próximo 5 de mayo. Qué duda cabe que en un camino tan largo como el que hemos recorrido, no todo ha sido alegría, también ha habido muchos momentos de sufrimiento y desilusión. Por las alegrías doy las gracias a todos los que me habéis ayudado y apoyado a fin de que estas se produjeran, en cuanto a los momentos de sufrimiento agradezco a nuestro Cristo de la Caída y nuestra Virgen de la Amargura su intercesión que me ayudó a afrontarlos y superarlos. Han sido seis años llenos de innovaciones, llenos de ilusión, llenos de grandes acontecimientos los que hemos vivido, y grandes transformaciones que nos ha tocado llevar adelante.

Para empezar tengo que rendirme una vez más ante el trabajo desinteresado, abnegado, intenso y constante de todos y cada uno de los miembros de la Junta Directiva. Sin ellos estoy seguro que no se podrían haber alcanzado las metas propuestas. Algunos habéis vivido conmigo mis temores y abatimientos y no tengo palabras para agradeceros vuestro sincero y gratificante apoyo. Y si vosotros habéis sido la base de este proyecto qué decir de vuestros cónyuges, personas que día a día han permitido vuestras ausencias y falta de tiempo para la familia, pero no queda ahí su ayuda, ni mucho menos, han estado al pie del cañón día a día. Sin ellas, reitero, SIN ELLAS, todo habría sido mucho más complicado. Gracias por cimentar nuestro trabajo. Todos y todas habéis formado parte de este magnífico equipo con el que he trabajado la mayoría de las veces en total unión, comunión y sintonía.

También ha habido muchos hermanos de distintos colectivos de la Cofradía que han aportado un desinteresado y fructífero trabajo que ha hecho más fácil nuestro diario caminar.

Han sido seis años que parecen haber pasado rápido pero que dejan la huella del esfuerzo en la espalda de los que día a día se han desvivido por sacar adelante a nuestra querida Cofradía. Hemos querido alcanzar la perfección en nuestros proyectos y actuaciones pero como humanos en algún momento habremos errado o caído, aunque la devoción por Jesús de la Caída y María en su advocación de la Amargura, que han sido nuestros guías, nos ha permitido madurar, trabajar, digerir, evaluar y pensar siempre en lo mejor para la Cofradía. Somos 870 hermanos al final de este mandato (récord absoluto en la historia de la Cofradía) con distintos puntos de vista y por tanto a veces ha podido ser complicado satisfacer a todos, pero no dudéis que nuestra intención ha sido intentar agradar a todos. Y si en algo he errado desde aquí os pido mi más humilde disculpa.

La restauración para su vuelta al origen con que fue concebida nuestra Virgen de la Amargura de Juan Luis Vassallo por parte del Taller de Arte Legno Restauro, la transformación del trono del Cristo para ser llevado a portadores y su consolidación estructural, el acompañamiento de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora de Gracia de Úbeda con el trono de nuestro Cristo, la reforma de la Casa de Hermandad dotada de una cocina, cuarto para los varales, cuarto para la Banda de Cabecera, cuarto de baño, todo ello gracias al cofrade D. Andrés Martínez Valera así como la pintura de todas las dependencias de la Casa de Hermandad realizadas desinteresadamente por D. Antonio Montoro Quirós, la organización por parte de nuestra Cofradía del IV Congreso Nacional de Cofradías y Hermandades de Jesús Caído, el esmero y cuidado en todos los altares de cultos y celebraciones, el impulso a los cultos estatutarios, la organización del VI certamen de Bandas de Cabecera de Úbeda, la edición del libro conmemorativo de la participación en la JMJ, los estrenos de cruz arbórea para nuestro Cristo obra de Alfonso Ruiz, Banderín para la Banda de cabecera obra de Antonio Villar, 15 nuevos timbales y 2 cajas de redoblante para la Banda de cabecera, galas nuevas para todos sus instrumentos, los estrenos de las marchas “Lágrimas de Amargura” y “VI Estación” ambas de D. Cristóbal López Gándara, la participación por primera vez en las procesiones infantiles, la recuperación de la caseta en la Feria de San Miguel, la incorporación de una tercera Banda de Música al desfile procesional de la Cofradía acompañando a nuestra Virgen de la Amargura, en concreto la Agrupación Musical Nuestra Señora del Carmen de Úbeda, el estreno de una nueva página web www.cristodelacaida.es diseñada por el cofrade D. Martín Jesús López Lozano, una nueva bandera, la adquisición de más varales infantiles para el desfile procesional, 2 nuevos faroles guía con los que se abre la procesión obra de Paula Orfebres, 4 nuevas trompetas para los corros de trompeteros, la activa participación en la misión parroquial redentorista, la confección y aprobación de los nuevos Estatutos de la Cofradía, el estreno de una nuevas andas para los Traslados y Vía Crucis de nuestros Titulares obra de Legno Restauro, los actos conmemorativos del 75 aniversario de nuestro Cristo (cartel anunciador, conferencia, viaje, celebraciones eucarísticas en el Convento de San Miguel con la presencia de Nuestro Cristo con un emotivo y solemne Traslado de la Imagen de Jesús Caído por las calles de Úbeda en sus nuevas andas y con el acompañamiento musical de la Camerata de la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora de Gracia), la realización por primera vez de un Portal de Belén para celebrar la navidad en nuestra Casa de Hermandad, y el estreno de una nueva saya para nuestra Virgen de la Amargura en la Semana Santa de 2.018 obra de D. Antonio Villar Moreno y la realización de los trámites oportunos para ocupar una nueva capilla en la Basílica de Santa María son algunos de los retos más importantes llevados a cabo durante estos seis años, sin descuidar en ningún momento la formación, caridad, o cultos.

El trabajo ha sido incesante y ha supuesto un estímulo diario para superarse pensando siempre en nuestros Titulares y lo mejor para nuestra Cofradía. Durante estos 6 años de mandato hemos tenido la suerte de que nuestros Titulares hayan podido salir a la calle las 6 veces para derramar por Úbeda esa devoción que inspiran desde la sencillez de una Caída y el sereno rostro de una Amargura.

Han sido por mi parte 25 años de pertenencia ininterrumpida a la Junta Directiva de la Cofradía desde un ya lejano año de 1.994 hasta este 2.018. Desde que durante 10 años estuviese a cargo de la Banda Infantil de la Cofradía coincidiendo 2 años también durante ese período con la  responsabilidad de coordinar la Banda de Cabecera. Después 9 años llevando a cabo la labor de Secretario que compaginé durante 6 años como Vicehermano Mayor de la Cofradía. Y por último 6 años como Hermano Mayor. Durante este largo periplo he tenido la oportunidad de conocer y trabajar con ilustres cofrades y excelentes personas. Un camino duro y dulce, extenuante y amable, espinoso, estimulante e imborrable que siempre recordaré.

Cristo de la Caída y Virgen de la Amargura todo fue por vosotros, y por todo lo vivido, solo me queda decir sobre todo, GRACIAS.

Francisco González.

Hermano Mayor.