Reglamento de la sección de portadores de Nuestro Padre Jesús de la Caída.

REGLAMENTO DE REGIMEN INTERNO DE LOS PORTADORES
INTRODUCCIÓN

El honor de portar sobre nuestros hombros la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Caída nos lleva a la creación y aceptación de estos estatutos aprobados en Junta Directiva el día 18 de Octubre de 2013, con el fin de reglamentar las normas que regirán los ensayos y la manera de procesionar de tan venerable imagen.

Humildad, respeto, decoro y devoción, son sentimientos que deben unirnos y hacerse comunes entre nosotros, así como la firme creencia que nos hace expresar públicamente que nuestro acto es una muestra de FE que va más allá de la expresión popular de una tradición.

El presente Reglamento tiene como único fin el regular el buen funcionamiento del CUERPO de PORTADORES de ésta Cofradía, y consta de los siguientes CAPÍTULOS:

  1. Requisitos del Portador.
  2. Miembros del Cuerpo de Portadores.
  3. Estructura del Cuerpo de Portadores.
  4. Capataces.
  5. Incompatibilidades.
  6. Sobre los Portadores.
  7. Ensayos.
  8. Obligaciones, deberes y derechos de los portadores.
  9. Vestimenta del portador.
  10. Procesión
  11. Calendario.
  12. Régimen disciplinario y sanciones.

CAPÍTULO 1º. REQUISITOS DEL PORTADOR

Tener cumplidos los 18 años. Si bien no fuese mayor de edad deberá presentar una autorización por escrito firmada por el padre, madre o tutor.

Los Portadores y Capataces serán miembros de la Hermandad, deberán estar al corriente del pago de sus recibos para poder procesionar y cumplir los Estatutos de la Cofradía, así como el presente reglamento.

CAPÍTULO 2º. MIEMBROS DEL CUERPO DE PORTADORES

Serán el Capataz del Paso, los Contraguías y todos los portadores que así se lo hagan constar, entrando a formar parte de un listado oficial y que quieran portar el trono de Ntro. Padre Jesús de la Caída.

CAPÍTULO 3º. ESTRUCTURA DEL CUERPO DE PORTADORES

Órgano Rector: Este Cuerpo de Portadores tendrá como órgano superior a la Junta Directiva de la Cofradía, a la que deberá de someter para su aprobación todo aquello que repercuta o afecte sustancialmente a la Cofradía.

Asamblea del Cuerpo de Portadores: se considerará constituida previa convocatoria de la Junta Directiva, cuando se reúna la tercera parte de sus miembros en 1ª convocatoria y un 25% de ellos en 2ª convocatoria. En ambos casos los acuerdos, propuestas... que allí se hagan deberán ser aprobados por la mitad más uno de los asistentes. Una vez cumplidos estos requisitos, estos acuerdos serán vinculantes para todos los miembros del Cuerpo de Portadores.

Cuerpo de Capataces: constituirán el enlace entre la Junta Directiva y el Cuerpo de Portadores, haciendo llegar a la Junta Directiva todas aquellas sugerencias que surjan del cuerpo de portadores.

Grupo logístico de apoyo al Cuerpo de Capataces: estará compuesto por 6 portadores cuyas funciones serán colaborar en el montaje y desmontaje del chasis del trono, ruedas, patas telescópicas, barras de portadores y tenerlo adecuadamente preparado en cada momento para los traslados y la procesión. También tendrán como función el trasladar al Cuerpo de Capataces las propuestas y comentarios que puedan surgir durante los ensayos y procesión por parte del cuerpo de portadores.

CAPÍTULO 4º. CAPATACES

El paso irá gobernado por e1 capataz y 2 contraguías, elegidos en Junta Directiva, escuchado el Cuerpo de Portadores.

Uno de los contraguías podrá ejercer funciones de capataz en caso de ausencia del mismo.

Serán responsables en todo momento de que se mantenga el respeto, decoro y silencio, tanto en los ensayos como en las procesiones y en la Iglesia.

Cualquier decisión a tomar, será de común acuerdo entre el Cuerpo de Capataces. De no ser así, será la Junta Directiva quien decida.

Durante la procesión, los capataces dirigirán el paso procurando el mayor silencio posible, utilizando suaves gestos para comunicarse entre ellos y con los portadores.

La designación del capataz y de los contraguías será responsabilidad de la Junta Directiva, previa elección mediante Asamblea del Cuerpo de Portadores.

Medida transitoria: la elección del Cuerpo de Capataces para el primer año de salida a portadores del paso de Nuestro Padre Jesús de la Caída lo realizará la Junta Directiva y dicho Cuerpo de Capataces que estará formado por el capataz y dos contraguías serán elegidos de entre los directivos que previamente hayan manifestado su deseo de ser portadores, procediendo según lo establecido en el punto anterior conforme se vayan produciendo vacantes en el mismo.

CAPÍTULO 5º.- INCOMPATIBILIDADES

Los cargos de capataz y contraguías serán incompatibles con otros cargos de cualquier otra cofradía de Viernes Santo, a excepción hecha de la nuestra propia.

CAPÍTULO 6º.- SOBRE LOS PORTADORES:

El número de PORTADORES podrá oscilar entre 80 y 100.

La asignación de los puestos los hará el Cuerpo de Capataces, atendiendo a las necesidades en cada momento y a la altura de los portadores. Ningún portador tendrá derecho a elegir lugar (pudiendo modificarse en cualquier momento) o posibles relevos.

En el caso, de que haya una solicitud de un nuevo portador y no existan vacantes en los varales, entrarán a formar parte de un grupo de relevos, adquiriendo titularidad y antigüedad conforme quede libre un puesto en el trono, según el listado oficial de la cofradía.

La cuadrilla de portadores será mixta: podrá estar formada por hombres y por mujeres.

Los representantes de los portadores junto con los capataces tienen la obligación de solucionar cualquier contratiempo que pudiera surgir durante los ensayos y procesiones, evitando la divulgación de dicho contratiempo fuera del entorno de la Hermandad.

Entendiendo que los ensayos son públicos, y para preservar la integridad física de los portadores, en estos se guardará el mismo silencio que en las procesiones, no abandonando su puesto en el varal hasta que los capataces lo ordenen y en los descansos establecidos.

Se notificará el comienzo de los ensayos, con antelación suficiente, a todos los portadores.

Sólo por motivos de fuerza mayor, y por un máximo de tres años, y con una antigüedad de al menos dos años, se respetará la titularidad del portador.

CAPÍTULO 7º. ENSAYOS

Se convocará una reunión general antes de Navidad en la que se comunicará, entre otras cosas, el comienzo de los ensayos, que también se realizará antes de esta festividad.

A estas reuniones han de asistir todos los portadores (tanto los que han participado en años anteriores como los nuevos candidatos). De no ser así, y siempre por causa justificada, se comunicará a alguno de los capataces el motivo de su ausencia. En caso contrario no se contará con su colaboración.

Se procurará realizar 4 ensayos y un 5º lo más próximo posible a la Semana de Pasión. Estos 5 ensayos previstos, podrán verse alterados en caso de algún cambio en el paso o meteorología adversa.

Se pasará lista durante los ensayos, poniendo media falta a los portadores que se presenten cuando el paso ya esté levantado y una falta completa a los no asistentes.

El último ensayo se realizará a lo largo del recorrido oficial de nuestra procesión el Viernes Santo.

Todo ensayo, por las características de nuestro trono se hará con un peso muy cercano al real, de ahí la importancia en la asistencia y la puntualidad. En el caso de que el número de portadores durante un ensayo sea menor de 50 no se podrá realizar el mismo.

Se asistirá con el mismo calzado con el que se vaya a procesionar.

CAPÍTULO 8º.- OBLIGACIONES, DEBERES Y DERECHOS DE LOS PORTADORES:

Ser cofrade y estar al corriente del pago de las cuotas.

Asistir a todas y cuantas reuniones y ensayos le sean requeridas por la Cofradía.

Obedecer en todo momento las directrices del capataz y contraguías del Trono, y ocupar el lugar que les sea asignado en el varal del trono.

Desfilar en silencio, con respeto y con el traje de estatutos adecuadamente adecentado.

No abandonar el Trono durante los desfiles, y si por causas mayores, como lesión o desmayo o por falta de fuerzas para continuar, le será comunicado al capataz del Trono para realizar el relevo.

Está prohibido fumar en la sede de la cofradía y en los lugares de culto o ingerir bebidas alcohólicas durante los desfiles, así como asistir en estado de embriaguez.

Cuando el responsable del Trono realice algún relevo, se acatará su decisión sin ningún comentario durante el desfile.

En ningún caso el portador se considerará con derechos adquiridos en cuanto a lugar, situación, varal, mientras la Junta Directiva no lo determine necesario.

Tendrá derecho a voz y voto en la Asamblea del Grupo de Portadores.

Tiene derecho a cargar con el Paso una vez acatado este reglamento.

Tiene derecho a ser informado de los acuerdos de la Asamblea de Portadores.

CAPÍTULO 9º.- UNIFORME O VESTIMENTA DEL PORTADOR:

Túnica oficial de la cofradía, zapato negro y capuz morado, sin cartón. Las insignias, medallas, etc... que se podrán usar en los desfiles procesionales serán las que determinen la Junta Directiva.

Queda excluido cualquier objeto que altere la uniformidad descrita en el punto anterior, tales como broches, colgantes, gafas de sol, etc., así como tejidos de tonos brillantes o a rayas.

Queda terminantemente prohibido que, una vez finalizadas las procesiones, los portadores acudan a algún acto lúdico con los emblemas que representen a la Hermandad (escudo y medalla).

CAPÍTULO 10º. PROCESIÓN

Es de especial importancia la puntualidad tanto en los ensayos como en la procesión

Los portadores y capataces estarán presentes 60 minutos antes de cada procesión y perfectamente uniformados. El portador que no se encuentre presente en el momento de la última alineación será sustituido por un reserva (si lo hubiese), pasando éste a ser titular durante toda la procesión.

Después de la última alineación y antes de la procesión se realizará una oración en la cual podrán manifestar portadores y capataces sus peticiones, dedicatorias o acción de gracias.

Durante la procesión se desfilará en silencio, respeto, decoro y elegancia evitando saludos y gestos exagerados.

Las manifestaciones personales no se harán en público ni por los capataces ni por los portadores quedando éstas reservadas para el momento de la oración en común previa a la procesión.

En un caso extraordinario, y sólo con aprobación directa del Presidente de la Hermandad, se podrá permitir a una persona (sea autoridad pública o no) hacer una izada de honor del paso.

Cualquier alteración en la uniformidad o comportamiento inadecuados serán valorados por los capataces y representantes de los portadores pudiendo éstos invitar al causante a corregir su conducta o indumentaria y si fuese necesario impedir que ocupe su puesto en el paso.

CAPÍTULO 11º. CALENDARIO

En la primera reunión que se celebre con los portadores se establecerá el calendario de ensayos.

Con la suficiente antelación se informará de la celebración de una misa dedicada especialmente a los portadores y familiares, quedando todos invitados a asistir y a participar activamente tanto en este acto como en el vía-crucis celebrado el viernes de dolores.

CAPÍTULO 12º.- RÉGIMEN DISCIPLINARIO.

Se considera falta de disciplina todo acto voluntario de los costaleros, ya sea individual o colectivo que dañe la imagen de ésta u otra Cofradía, así como contra los acuerdos o decisiones de los órganos directivos de la Cofradía. Las sanciones serán de menos a mayor, y se clasificarán en faltas leves y faltas graves.

12.1.- FALTAS LEVES.

  • No asistir a la mayoría de los ensayos.
  • Llegar tarde a los ensayos (sin justificación)
  • Presentarse en procesión desaliñado o faltando elementos de la indumentaria oficial.
  • No guardar la compostura en los ensayos.

12.2.- FALTAS GRAVES.

  • Abandonar el Trono antes, durante y después del desfile procesional y antes de la entrada en la Iglesia.
  • Discutir, insultar, blasfemar y discutir antes, durante y después del desfile procesional antes de la entrada del Trono en la Iglesia.
  • Llegar en estado de embriaguez, fumar o ingerir alguna bebida alcohólica y/o comida durante el desfile procesional y antes de la entrada del Trono en la Iglesia, o en la misma iglesia.
  • Incumplir o desobedecer una orden del capataz o contraguías que afecten al Trono y a los demás portadores.
  • No asistir a ningún ensayo sin justificación alguna.
  • Constituye falta grave toda manifestación pública a través de los medios de comunicación que atente contra el buen nombre y dignidad de la Cofradía. La Cofradía podrá exigirle al responsable una rectificación pública de dichas manifestaciones, además de la correspondiente sanción.
  • La acumulación de 3 faltas leves.

12.3.- LAS SANCIONES POR FALTAS SERÁN:

POR FALTAS LEVES:

Amonestación privada por escrito/amonestación pública.

POR FALTAS GRAVES:

  • Privación temporal de desfilar como portador por el tiempo que se determine.
  • Expulsión definitiva como portador del Trono de la Cofradía.
  • • NOTIFICACIÓN DE LAS SANCIONES: las sanciones se notificarán al interesado por escrito y con acuse de recibo. En el escrito de notificación se hará constar la fecha y los hechos que han motivado dicha sanción, quedando copia para el archivo de la Cofradía. Contra dicha sanción se podrá recurrir por escrito en un plazo de 15 días.