Iglesia de San Pedro

Será en 1983 cuando la imagen del Cristo de la Caída[1] sea depositada en esta antigua parroquia como consecuencia del cierre por obras de Santa María de los Reales Alcázares.

Construida entre los siglos XIII y XVII es un templo conformado por una sola nave y capillas en sus laterales. En la llamada Capilla de Nuestra Señora, vinculada al marquesado de Bussianos, se venerará a Jesús Caído hasta 2008, año en el que tras su cierre, se trasladará al emplazamiento que hoy tiene en la Iglesia del Convento de Santa Clara.

Al exterior destacan sus dos portadas, el ábside y su torre. La portada de los pies presenta un sencillo esquema compositivo conformado por un arco de medio punto de gran dovelaje sobre el que se abre un óculo que permite el paso de la luz al interior. La portada sur repite en su desarrollo un esquema muy usado en la arquitectura moderna ubetense, esto es, un arco de medio punto entre columnas dóricas sobre basamento en su primer cuerpo y un segundo cuerpo en cuyo centro, al abrigo de una hornacina y flanqueado por escudos, se muestra sedente la escultura de San Pedro.

El ábside, semicircular, presenta contrafuertes entre los que se abren dos ventanas góticas por las que penetra la luz al interior.

[1] En este largo peregrinar también acompañarían a la imagen de Jesús Caído otras imágenes que anteriormente también recibían culto en Santa María. Así el Cristo de Medinaceli, la Virgen de Gracia, el Cristo de los Cuatro Clavos, las imágenes de la Cofradía de Jesús y las del Santo Entierro y Santo Sepulcro entre otras.